Entender la sincronicidad en nuestro camino al destino

be-511555_1920

Sincronicidad: ¡una nueva dimensión de realidad que se acerca a humanidad!

La sincronicidad por definición es la ocurrencia simultánea de eventos que parecen estar relacionados pero que no se explican por mecanismos convencionales de causalidad. La gente a menudo ha considerado el “Tiempo” como la cuarta dimensión aquí en la tierra. Pero el tiempo tal como lo percibimos no existe, excepto simplemente una construcción de la mente humana. Solo existe este momento eterno de ahora, donde el pasado, el presente y el futuro coinciden y todo sucede a la vez. Para obtener más información sobre el tiempo, lea entender el tiempo y el espacio correlacionando con la realidad. Dado que no hay tiempo como este momento, ni momento como este momento, todo en el Universo siempre está conectado con todo lo demás y cuando también podemos percibir esa conexión con el Universo, experimentamos lo que se llama estar en el flujo, en alineación con nuestro verdadero ser. Es entonces cuando experimentamos sincronía en nuestro camino al destino o el sincrodestino.

El sincrodestino es el conglomerado de dos palabras: sincronicidad y destino. Cuando experimentamos la naturaleza más profunda del ser, más allá del razonamiento o el condicionamiento de nuestras mentes lógicas, sentimos esta unidad con el Universo. Cuando estamos en alineación con nuestro verdadero ser, experimentamos sincronía todo el tiempo, que se manifiesta en forma de satisfacción espontánea del deseo. Sin embargo, la mayoría de las personas en la mayoría de los casos no experimentan esta conexión con el Universo, debido a su condicionamiento mental o sistemas de creencias.

La división en nuestro mundo de hoy es una división cultural, que aumenta debido a los sistemas de creencias en conflicto, la programación social, las ideologías, las teologías, las filosofías, el adoctrinamiento religioso, los dogmas tradicionales, las creencias desautorizadoras, etc. Sin embargo, la sincronía trasciende todos los condicionamientos de la mente lógica y nos alinea con nuestro ser supremo donde ocurre la magia, si somos buenos para sintonizarnos con esta nueva dimensión de la realidad que se acerca a la humanidad hoy. Sin embargo, las experiencias sincrónicas están sucediendo todo el tiempo, a más y más personas en el planeta hoy que nunca, pero la mayoría de las veces las personas no entienden estas experiencias y las descartan como mera coincidencia o casualidad, oportunidad, suerte, hado, etc. Lejos de ello, estos son sucesos significativos con intención y dirección, alineándonos con nuestro propósito superior. El destino es el camino de nuestros deseos, creado a partir del libre albedrío. Todos tienen un propósito de vida único y no hay dos personas que caminen por el mismo camino aquí en la tierra. Sin embargo, la gente trata en vano de ser como los demás, de conformarse, de ser aceptados y aprobados porque no entienden su posición en el Universo. El lenguaje de la sincronicidad no es difícil de decodificar. Pero aprendemos este idioma al cometer errores y nunca rendirnos. Cuando comenzamos a prestar atención a la vida, quiero decir, realmente prestar atención a lo que está sucediendo, las sincronicidades aumentan y la manifestación parece fácil en ese estado de flujo.

Cuando estamos en el flujo, las conexiones suceden como magia, y no hay espacio para divisiones basadas en la cultura, la religión o los sistemas de creencias disfuncionales de la sociedad, ya que nos alineamos con nuestro ser más elevado, que es lo mismo que el ser Universal. Oh, puedo escribir una enciclopedia completa sobre sincronicidad. De hecho, mi próximo libro titulado “La vida es Abracadabra” relata 21 historias mágicas de mis aventuras en todo el mundo que harán que cualquiera vea la vida con nuevos ojos. Es una crónica de los signos mágicos, sueños y sincronías que me llevaron de un lugar a otro, ideándome para vivir mi destino, mi verdadero legado. La sincronicidad no solo guió mi camino en el pasado sino que también me salvó la vida varias veces. Me ha llevado de Asia a Europa, a África, a Sur, Norte y Centroamérica, mientras estudiaba la vida y el amor a través de innumerables espejos de la realidad. Sentado en Singapur, siguiendo una carrera en Informática, nunca podría haber imaginado que algún día sería una trotamundos, autora, oradora, intérprete … mi vida es irreconocible hoy, ya que camino por la calle guiada sola por sincronías, intuiciones. y palabras del corazón.

Los signos o sincronicidades nos hablan ya que están alineados con nuestros deseos, llevándonos a estados superiores de conciencia. Un conocimiento y una experiencia más profundos de esta dimensión de sincronía pueden eliminar todos los disturbios del mundo, cuando sintonizamos con nuestro verdadero propósito, ya que siempre somos guiados por el Universo para que podamos manifestar nuestros destinos únicos, nuestras mejores vidas aquí en la tierra, percibiendo la armonía en todas las cosas. Todo en la vida está orquestado para llevarnos a estados superiores de conciencia, para que podamos estar en un lugar de conciencia pura. Si aprendemos de nuestras experiencias, nos movemos allí rápidamente. Sin embargo, si no lo hacemos, la vida nos traerá las mismas experiencias dolorosas una y otra vez hasta que aprendamos y comprendamos los mecanismos detrás de lo que nos sucede. Siempre estamos conectados al Universo, pero podemos crear una separación en la mente y sufrir. Sin embargo, podemos terminar la separación en cualquier momento liberando el condicionamiento mental y la programación, y adoptando la espontaneidad, la sincronicidad, ¡y luego vernos fluir y brillar con todo lo que es la vida!


Transcripción: la sincronicidad es la ocurrencia simultánea de eventos que parecen significativamente relacionados pero que pueden no tener una conexión causal discernible. Algunas personas piensan que es una coincidencia, ya que tanto la coincidencia como la sincronicidad se perciben como “ocurrencias sorprendentes de dos o más eventos al mismo tiempo”. Pero hay una gran diferencia entre los dos. Verá, la coincidencia se percibe como suerte o mera casualidad donde no tenemos control sobre la situación, mientras que la sincronicidad implica la presencia de una inteligencia más profunda en el trabajo, a medida que nos abrimos a las percepciones cósmicas y la guía interna. Esta conciencia pura nos conecta con nuestro verdadero ser más allá de todos los condicionamientos mentales y los sistemas de creencias.

Todo está conectado con todo lo demás en el Universo. En nuestro estado puro de conciencia, todo es coreografiado por nuestro ser superior espontáneamente. Es por eso que esos momentos sincrónicos parecen mágicos, porque están alineados con nuestros verdaderos deseos o intenciones en la vida. Toda la división y la barrera y el juicio y la inestabilidad existen en nuestro mundo porque no entendemos nuestra conexión más profunda con el Universo más grande, donde la vida no se navega por una experiencia finita de planificación, procesamiento y programación, sino a través de la sincronicidad. La incertidumbre y el infinito.

Cuando estamos en flujo, estamos en alineación con nosotros mismos, nuestro verdadero destino. Las sincronicidades se multiplican. Corremos en la dirección de nuestros deseos que nos traen inmensa alegría. Cuando estamos fuera de flujo, esencialmente estamos nadando contra la corriente del río, generando una gran cantidad de resistencia y creando enfermedades.

Aprendemos este lenguaje universal de sincronicidad cometiendo errores, pero nunca nos rendimos, prestando atención y siguiendo nuestros corazones. De una graduada en informatika a una ejecutiva de mercadotecnia, a una intérprete de alemán, profesora de inglés, traductora de español, a una escritora, oradora, bailarína, actriz, misteriosas coincidencias o “sincronicidades” me han llevado de un continente a otro, y me han permitido vivir mi destino, mi verdadero legado. El sino o hado no es lo mismo que el destino. Si bien el sino parece estar predeterminado y no hay mucho espacio para el cambio, el destino, por otro lado, es el camino de nuestros deseos creados por el libre albedrío y se alinea con lo que nos brinda mayor alegría. 

Para más, sintoniza a magicNine TV: youtube.com/magicNine

Author: Boi

Hi, I am a storyteller; I tell real stories about real people to fictitious characters!

5 thoughts

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.